otono-pulmon-metalPor José Luis Coba

En la visión de la Medicina China, el cuerpo físico está conformado por sistemas de energía interconectados que comúnmente se conocen como los cinco elementos o las cinco fases de energía Wuxing (Wu se traduce como cinco y Xing como movimiento). En conjunto forman un gran sistema que a su vez se encuentra en interrelación con el medio. Tienen una historia de dependencia con la energía de los progenitores (lo genético o energía del Cielo Anterior) y con la energía que se extrae de los alimentos y de la respiración (energía del Cielo Posterior). De acuerdo al flujo del Qi (chi), a su calidad y cantidad se manifestarán estados, continuidades o procesos de salud y de enfermedad en el individuo.

El sistema energético pulmón-metal está integrado por pulmón, intestino grueso, piel, vello, vías aéreas superiores. Su dirección es el Oeste, su sonido es el llanto, la emoción que le pertenece y que le afecta es la energía que procede de los estados de tristeza (se incluyen melancolía, añoranza, depresión); el sabor que le pertenece es el picante, el color es el blanco; las energías que provienen de estos elementos, ya sea en forma de vibraciones o en forma de partículas o moléculas, en forma de ondas o de señales, afectan al sistema de energía Pulmón-Metal y pueden modificar en forma positiva o negativa sus funciones e interrelaciones con otros sistemas y con el medio.

lea documento en PDF

">

Energía del Cielo Posterior: Pulmón-Metal


Publicado: 17-01-2012

otono-pulmon-metalPor José Luis Coba

En la visión de la Medicina China, el cuerpo físico está conformado por sistemas de energía interconectados que comúnmente se conocen como los cinco elementos o las cinco fases de energía Wuxing (Wu se traduce como cinco y Xing como movimiento). En conjunto forman un gran sistema que a su vez se encuentra en interrelación con el medio. Tienen una historia de dependencia con la energía de los progenitores (lo genético o energía del Cielo Anterior) y con la energía que se extrae de los alimentos y de la respiración (energía del Cielo Posterior). De acuerdo al flujo del Qi (chi), a su calidad y cantidad se manifestarán estados, continuidades o procesos de salud y de enfermedad en el individuo.

El sistema energético pulmón-metal está integrado por pulmón, intestino grueso, piel, vello, vías aéreas superiores. Su dirección es el Oeste, su sonido es el llanto, la emoción que le pertenece y que le afecta es la energía que procede de los estados de tristeza (se incluyen melancolía, añoranza, depresión); el sabor que le pertenece es el picante, el color es el blanco; las energías que provienen de estos elementos, ya sea en forma de vibraciones o en forma de partículas o moléculas, en forma de ondas o de señales, afectan al sistema de energía Pulmón-Metal y pueden modificar en forma positiva o negativa sus funciones e interrelaciones con otros sistemas y con el medio.

lea documento en PDF

otono-pulmon-metalPor José Luis Coba

En la visión de la Medicina China, el cuerpo físico está conformado por sistemas de energía interconectados que comúnmente se conocen como los cinco elementos o las cinco fases de energía Wuxing (Wu se traduce como cinco y Xing como movimiento). En conjunto forman un gran sistema que a su vez se encuentra en interrelación con el medio. Tienen una historia de dependencia con la energía de los progenitores (lo genético o energía del Cielo Anterior) y con la energía que se extrae de los alimentos y de la respiración (energía del Cielo Posterior). De acuerdo al flujo del Qi (chi), a su calidad y cantidad se manifestarán estados, continuidades o procesos de salud y de enfermedad en el individuo.

El sistema energético pulmón-metal está integrado por pulmón, intestino grueso, piel, vello, vías aéreas superiores. Su dirección es el Oeste, su sonido es el llanto, la emoción que le pertenece y que le afecta es la energía que procede de los estados de tristeza (se incluyen melancolía, añoranza, depresión); el sabor que le pertenece es el picante, el color es el blanco; las energías que provienen de estos elementos, ya sea en forma de vibraciones o en forma de partículas o moléculas, en forma de ondas o de señales, afectan al sistema de energía Pulmón-Metal y pueden modificar en forma positiva o negativa sus funciones e interrelaciones con otros sistemas y con el medio.

lea documento en PDF

" addthis:media="http://www.uasb.edu.ec/image/image_gallery?img_id=1001854">
Bookmark and Compartir
375