INFORME ALTERNATIVO SOBRE LA SALUD EN AMERICA LATINA
Una Herramienta de los Pueblos

 

Jaime Breilh

Los informes de salud se suponen ser instrumentos para el conocimiento y monitoreo de la salud colectiva, la promoción y defensa de la vida.

Se presume entonces, que si dichos reportes se ajustaran a la realidad, deberían recoger en momentos como el actual, las evidencias de las profundas heridas y desigualdades que se han desatado en la situación de salud de los pueblos,
y ayudarnos a comprender sus raíces.

Lamentablemente los informes actuales más difundidos sobre la salud regional, que circulan por las dependencias oficiales, no permiten entender con claridad el deterioro profundo que marca la salud de los pueblos latinoamericanos; ni la relación entre dicho deterioro y la inédita concentración de riqueza que ahora existe. Elaborados en vistosas ediciones, y respaldados por importantes bases de datos, sin embargo no están hechos para desnudar la realidad, y por eso, al igual que los medios de comunicación de masas que maquillan u ocultan las evidencias de inequidad política y social, así mismo los informes oficiales de salud ocultan los efectos devastadores que ha provocado, por ejemplo, el fundamentalismo de mercado que desde hace dos o tres décadas, ha convertido los bienes de la salud en mercancías, en lugar de asumirlos como derechos humanos inalienables. Los informes oficiales de salud, más allá de la buena voluntad de sus gestores, y a pesar de su robusta construcción matemática y formal, se encuentran atados a una lógica que enmascara la realidad. Es así porque al basarse en un paradigma positivista, oscurecen la situación de salud, pues magnifican avances promediales insignificantes de los programas nacionales, mientras encubren los grandes problemas, o por lo menos los presentan de tal forma que es imposible establecer su origen estructural.

VER DOCUMENTO COMPLETO

">

Informe alternativo sobre la salud en América Latina


Publicado: 03-06-2010

INFORME ALTERNATIVO SOBRE LA SALUD EN AMERICA LATINA
Una Herramienta de los Pueblos

 

Jaime Breilh

Los informes de salud se suponen ser instrumentos para el conocimiento y monitoreo de la salud colectiva, la promoción y defensa de la vida.

Se presume entonces, que si dichos reportes se ajustaran a la realidad, deberían recoger en momentos como el actual, las evidencias de las profundas heridas y desigualdades que se han desatado en la situación de salud de los pueblos,
y ayudarnos a comprender sus raíces.

Lamentablemente los informes actuales más difundidos sobre la salud regional, que circulan por las dependencias oficiales, no permiten entender con claridad el deterioro profundo que marca la salud de los pueblos latinoamericanos; ni la relación entre dicho deterioro y la inédita concentración de riqueza que ahora existe. Elaborados en vistosas ediciones, y respaldados por importantes bases de datos, sin embargo no están hechos para desnudar la realidad, y por eso, al igual que los medios de comunicación de masas que maquillan u ocultan las evidencias de inequidad política y social, así mismo los informes oficiales de salud ocultan los efectos devastadores que ha provocado, por ejemplo, el fundamentalismo de mercado que desde hace dos o tres décadas, ha convertido los bienes de la salud en mercancías, en lugar de asumirlos como derechos humanos inalienables. Los informes oficiales de salud, más allá de la buena voluntad de sus gestores, y a pesar de su robusta construcción matemática y formal, se encuentran atados a una lógica que enmascara la realidad. Es así porque al basarse en un paradigma positivista, oscurecen la situación de salud, pues magnifican avances promediales insignificantes de los programas nacionales, mientras encubren los grandes problemas, o por lo menos los presentan de tal forma que es imposible establecer su origen estructural.

VER DOCUMENTO COMPLETO

INFORME ALTERNATIVO SOBRE LA SALUD EN AMERICA LATINA
Una Herramienta de los Pueblos

 

Jaime Breilh

Los informes de salud se suponen ser instrumentos para el conocimiento y monitoreo de la salud colectiva, la promoción y defensa de la vida.

Se presume entonces, que si dichos reportes se ajustaran a la realidad, deberían recoger en momentos como el actual, las evidencias de las profundas heridas y desigualdades que se han desatado en la situación de salud de los pueblos,
y ayudarnos a comprender sus raíces.

Lamentablemente los informes actuales más difundidos sobre la salud regional, que circulan por las dependencias oficiales, no permiten entender con claridad el deterioro profundo que marca la salud de los pueblos latinoamericanos; ni la relación entre dicho deterioro y la inédita concentración de riqueza que ahora existe. Elaborados en vistosas ediciones, y respaldados por importantes bases de datos, sin embargo no están hechos para desnudar la realidad, y por eso, al igual que los medios de comunicación de masas que maquillan u ocultan las evidencias de inequidad política y social, así mismo los informes oficiales de salud ocultan los efectos devastadores que ha provocado, por ejemplo, el fundamentalismo de mercado que desde hace dos o tres décadas, ha convertido los bienes de la salud en mercancías, en lugar de asumirlos como derechos humanos inalienables. Los informes oficiales de salud, más allá de la buena voluntad de sus gestores, y a pesar de su robusta construcción matemática y formal, se encuentran atados a una lógica que enmascara la realidad. Es así porque al basarse en un paradigma positivista, oscurecen la situación de salud, pues magnifican avances promediales insignificantes de los programas nacionales, mientras encubren los grandes problemas, o por lo menos los presentan de tal forma que es imposible establecer su origen estructural.

VER DOCUMENTO COMPLETO

" addthis:media="http://www.uasb.edu.ec/image/image_gallery?img_id=999974">
Bookmark and Compartir
295