BerlinguerPor Jaime Breilh, Universidad Andina Simón Bolívar

La memoria de un hermano y amigo es un acto de sentimientos; la memoria de un compañero de lucha en las izquierdas, es un acto de identidad y reafirmación crítica. La memoria del compañero Giovanni es por tanto el encuentro de los sentimientos y la identidad en la lucha contra la civilización que se nos ha impuesto.

No importa que nuestros espacios y sueños en la militancia hayan sido distintos, lo que queremos recordar de Giovanni y pasarlo a las nuevas generaciones es el testimonio de su legado como científico de profunda responsabilidad social, como pensador de la ética de la salud y, sobretodo, el ejemplo de su actitud como un compañero, un hermano italiano que supo llevar con delicada sabiduría -exenta de sectarismo-, una relación fraterna con quienes luchamos desde América Latina.

En lo personal guardo recuerdos imborrables de su amistad, de su cariñosa presencia entre mis familiares; en lo social y político lo recordaré siempre como un luchador coherente, y como un militante de amable intensidad. Siento ahora profunda pena por que los ajetreos de la vida no me hayan permitido aceptar sus reiteradas invitaciones para que lo acompañe en su velero, pues el tenía también esa pasión por el mar, que la comparto y la heredé de mi padre. En lo político recordaré siempre cuanto aprendimos de él, y de su generación, no sólo en sus textos sobre la medicina social, la salud en el trabajo y la ética de la salud, sino de sus lecciones como un luchador en le que se mezclaba el fuego de las ideas con la ponderación, respeto y solidaridad que mostró siempre en su trayectoria de apoyo a la Medicina Social Latinoamericana.

">

Nos dejó Giovanni Berlinger, figura histórica de la Medicina Social y de la ética integral de la salud


Publicado: 09-04-2015

BerlinguerPor Jaime Breilh, Universidad Andina Simón Bolívar

La memoria de un hermano y amigo es un acto de sentimientos; la memoria de un compañero de lucha en las izquierdas, es un acto de identidad y reafirmación crítica. La memoria del compañero Giovanni es por tanto el encuentro de los sentimientos y la identidad en la lucha contra la civilización que se nos ha impuesto.

No importa que nuestros espacios y sueños en la militancia hayan sido distintos, lo que queremos recordar de Giovanni y pasarlo a las nuevas generaciones es el testimonio de su legado como científico de profunda responsabilidad social, como pensador de la ética de la salud y, sobretodo, el ejemplo de su actitud como un compañero, un hermano italiano que supo llevar con delicada sabiduría -exenta de sectarismo-, una relación fraterna con quienes luchamos desde América Latina.

En lo personal guardo recuerdos imborrables de su amistad, de su cariñosa presencia entre mis familiares; en lo social y político lo recordaré siempre como un luchador coherente, y como un militante de amable intensidad. Siento ahora profunda pena por que los ajetreos de la vida no me hayan permitido aceptar sus reiteradas invitaciones para que lo acompañe en su velero, pues el tenía también esa pasión por el mar, que la comparto y la heredé de mi padre. En lo político recordaré siempre cuanto aprendimos de él, y de su generación, no sólo en sus textos sobre la medicina social, la salud en el trabajo y la ética de la salud, sino de sus lecciones como un luchador en le que se mezclaba el fuego de las ideas con la ponderación, respeto y solidaridad que mostró siempre en su trayectoria de apoyo a la Medicina Social Latinoamericana.

Traducción enviada por los compañeros de ALAMES de crónica de La República de Roma (10 de abril del 2015) Murió en la noche en Roma Giovanni Berlinguer. Tenía 90 años. Nacido en Sassari 09 de julio 1924, hijo del abogado y político Mario, hermano del líder comunista Enrico, fue un médico y un diputado por tres términos con el PCI. El féretro fue recibido en el Capitolio, donde hoy en día, del 18 al 20, y mañana, de 8 a 20, se celebrará el funeral en la sala de Protomoteca. El funeral se celebrará Miércoles, 08 de abril a 10 en el auditorio de la Universidad La Sapienza.

La vida. Desde principios de los años cincuenta, Giovanni estaba con su hermano Enrico una de las más famosas personalidades del Partido Comunista Italiano. Como estudiante, fue secretario y presidente de Uis (Unión Internacional de Estudiantes) entre 1949 y 1953.

Desde 1965 hasta 1969 Giovanni Berlinguer fue consejero provincial en Roma. También en 1965 se convirtió en miembro - hasta la disolución - del Comité Central del Partido Comunista, en cuya lista fue elegido diputado en 1972, en 1976 y en 1979. En 1983 fue elegido para el Senado en Iglesias. Se confirmó en 1987 en la Toscana. Sin embargo, en 1983 se convirtió en asesor de la ciudad de Roma, un cargo que ocupa hasta 1985.

Figuras prominentes de la cultura italiana, Giovanni Berlinguer contribuyeron con su trabajo como profesor de medicina social y con sus libros para difundir la cultura de la ciencia y el análisis crítico del sistema de salud italiano. Fue elegido en 1999 Caballero de la Gran Cruz de la Orden del Mérito de la República Italiana y en 2001 recibió la Medalla de Oro al mérito de Cultura y Arte.

En mayo de 2007, tras la disolución de la DS que dará lugar al nacimiento del Partido Democrático, abandonó el partido y se unió a la Izquierda Democrática Fabio Mussi. Hasta mayo de 2009 fue miembro del Parlamento Europeo en Estrasburgo, como parte del grupo del Partido de los Socialistas Europeos (PSE).

La condolencia. El Presidente de la República, Sergio Mattarella, recuerda, en un mensaje a la familia ", una imagen clara" de Giovanni Berlinguer: "Personalidad y luminoso, con alto sentido moral - escribe el jefe de Estado - médico de gran valor, que combinó en su larga carrera - que lo vio varias veces en el Parlamento - la pasión civil, el rigor científico y el sentido profundo de la humanidad ".

El primer ministro Matteo Renzi - también en su calidad de líder del Partido Demócrata - expresó sus condolencias a la familia por la muerte de Giovanni Berlinguer, "fuerte conciencia crítica de la izquierda italiana y europea, hombre amable y apasionado de la ciencia que tanto ha contribuido el debate cultural y político en el país ".

En un comunicado, el presidente de la Región Lazio, Nicola Zingaretti, señala: "Con la muerte de Giovanni Berlinguer perder un punto de referencia, un valor político y un hombre de la cultura de la profunda humanidad, quiero expresar mi sentimiento de profunda simpatía y. la región del Lacio a su familia ".

En Twitter, es el líder de Sel, Nichi Vendola, escribiendo: ". Una persona de izquierda pero combativo, curioso del futuro, que no podía soportar los prejuicios Para él, la ciencia y la política eran y tenían que estar al servicio del bien común Una hermosa. persona. Chau Giovanni Berlinguer ".

BerlinguerPor Jaime Breilh, Universidad Andina Simón Bolívar

La memoria de un hermano y amigo es un acto de sentimientos; la memoria de un compañero de lucha en las izquierdas, es un acto de identidad y reafirmación crítica. La memoria del compañero Giovanni es por tanto el encuentro de los sentimientos y la identidad en la lucha contra la civilización que se nos ha impuesto.

No importa que nuestros espacios y sueños en la militancia hayan sido distintos, lo que queremos recordar de Giovanni y pasarlo a las nuevas generaciones es el testimonio de su legado como científico de profunda responsabilidad social, como pensador de la ética de la salud y, sobretodo, el ejemplo de su actitud como un compañero, un hermano italiano que supo llevar con delicada sabiduría -exenta de sectarismo-, una relación fraterna con quienes luchamos desde América Latina.

En lo personal guardo recuerdos imborrables de su amistad, de su cariñosa presencia entre mis familiares; en lo social y político lo recordaré siempre como un luchador coherente, y como un militante de amable intensidad. Siento ahora profunda pena por que los ajetreos de la vida no me hayan permitido aceptar sus reiteradas invitaciones para que lo acompañe en su velero, pues el tenía también esa pasión por el mar, que la comparto y la heredé de mi padre. En lo político recordaré siempre cuanto aprendimos de él, y de su generación, no sólo en sus textos sobre la medicina social, la salud en el trabajo y la ética de la salud, sino de sus lecciones como un luchador en le que se mezclaba el fuego de las ideas con la ponderación, respeto y solidaridad que mostró siempre en su trayectoria de apoyo a la Medicina Social Latinoamericana.

" addthis:media="http://www.uasb.edu.ec/image/image_gallery?img_id=1005274">
Bookmark and Compartir
531