Jaime Breilh

Las reflexiones del presente trabajo giran alrededor de dos preguntas urgentes que debemos plantearnos quienes laboramos en el campo de la investigación en salud: ¿Hay realmente espacio para la vida en un sistema social centrado en la búsqueda frenética de la ganancia y productividad de las grandes empresas? ¿El modelo urbano que se ha impuesto, tiene cabida para la vigencia del  derecho a la salud?

Y de persistir esa lógica productivista a gran escala: ¿Cómo va a responder nuestra comunidad científica ante el clamor por la defensa de la vida de los seres humanos de las ciudades y del campo?

El problema es que la avidez económica y los mecanismos acelerados de acumulación/exclusión, han empujado a los países subalternos de América Latina al borde del abismo, conformando un sistema económico estructuralmente malsano, con  una matriz energética inviable; por lo tanto, un sistema económico-social incompatible con la reproducción social humana, e incapaz de convertirse en espacio que sustente el desarrollo de la vida.  En otras palabras, a la vuelta del milenio, la lógica y el lenguaje de la codicia están silenciando las lógicas y los  lenguajes de la vida, provocando no solamente el declive humano, sino afectando la otrora inconmensurable capacidad de la madre naturaleza para cobijar la vida.

De ahí que, en la oportunidad de este encuentro se impone la responsabilidad de analizar cómo podemos evitar que la ciencia termine sirviendo para el juego de la hegemonía, es decir, denunciando sin revelar; informando sin movilizar, y enfocando factores aislados de la problemática, sin mostrar su relación con los procesos estructurales que los generan.  
 

">

La epidemiología crítica y la salud en el espacio urbano


Publicado: 03-06-2010

Jaime Breilh

Las reflexiones del presente trabajo giran alrededor de dos preguntas urgentes que debemos plantearnos quienes laboramos en el campo de la investigación en salud: ¿Hay realmente espacio para la vida en un sistema social centrado en la búsqueda frenética de la ganancia y productividad de las grandes empresas? ¿El modelo urbano que se ha impuesto, tiene cabida para la vigencia del  derecho a la salud?

Y de persistir esa lógica productivista a gran escala: ¿Cómo va a responder nuestra comunidad científica ante el clamor por la defensa de la vida de los seres humanos de las ciudades y del campo?

El problema es que la avidez económica y los mecanismos acelerados de acumulación/exclusión, han empujado a los países subalternos de América Latina al borde del abismo, conformando un sistema económico estructuralmente malsano, con  una matriz energética inviable; por lo tanto, un sistema económico-social incompatible con la reproducción social humana, e incapaz de convertirse en espacio que sustente el desarrollo de la vida.  En otras palabras, a la vuelta del milenio, la lógica y el lenguaje de la codicia están silenciando las lógicas y los  lenguajes de la vida, provocando no solamente el declive humano, sino afectando la otrora inconmensurable capacidad de la madre naturaleza para cobijar la vida.

De ahí que, en la oportunidad de este encuentro se impone la responsabilidad de analizar cómo podemos evitar que la ciencia termine sirviendo para el juego de la hegemonía, es decir, denunciando sin revelar; informando sin movilizar, y enfocando factores aislados de la problemática, sin mostrar su relación con los procesos estructurales que los generan.  
 

Jaime Breilh

Las reflexiones del presente trabajo giran alrededor de dos preguntas urgentes que debemos plantearnos quienes laboramos en el campo de la investigación en salud: ¿Hay realmente espacio para la vida en un sistema social centrado en la búsqueda frenética de la ganancia y productividad de las grandes empresas? ¿El modelo urbano que se ha impuesto, tiene cabida para la vigencia del  derecho a la salud?

Y de persistir esa lógica productivista a gran escala: ¿Cómo va a responder nuestra comunidad científica ante el clamor por la defensa de la vida de los seres humanos de las ciudades y del campo?

El problema es que la avidez económica y los mecanismos acelerados de acumulación/exclusión, han empujado a los países subalternos de América Latina al borde del abismo, conformando un sistema económico estructuralmente malsano, con  una matriz energética inviable; por lo tanto, un sistema económico-social incompatible con la reproducción social humana, e incapaz de convertirse en espacio que sustente el desarrollo de la vida.  En otras palabras, a la vuelta del milenio, la lógica y el lenguaje de la codicia están silenciando las lógicas y los  lenguajes de la vida, provocando no solamente el declive humano, sino afectando la otrora inconmensurable capacidad de la madre naturaleza para cobijar la vida.

De ahí que, en la oportunidad de este encuentro se impone la responsabilidad de analizar cómo podemos evitar que la ciencia termine sirviendo para el juego de la hegemonía, es decir, denunciando sin revelar; informando sin movilizar, y enfocando factores aislados de la problemática, sin mostrar su relación con los procesos estructurales que los generan.  
 

" addthis:media="https://www.uasb.edu.ec/image/image_gallery?img_id=999964">
Bookmark and Compartir
152